La historia de Ribadesella en 6 paneles de cerámica de Mingote

11 septiembre 2009 0 Por Jesús Pérez Pacheco
A lo largo de la historia, la desembocadura del sella ha constituido un refugio natural de embarcaciones, dando lugar a una arraigada tradición pesquera y portuaria que ha forjado el carácter marinero de Ribadesella en el devenir de los siglos.

A través de los seis murales de cerámica que a continuación podrá contemplar, el ayuntamiento de Ribadesella ha tratado de mantener viva la memoria histórica de nuestro puerto, desde la prehistoria hasta los comienzos del siglo XXI.

Este proyecto artístico ha visto la luz gracias a la colaboración creativa del escritor e investigador local D. José Antonio Silva Sastre (Toni Silva), autor del guión histórico el ceramista D.Francisco Muñiz Muñiz (Pachu Muñiz, del taller «Carrió»), que trasladó los dibujos a la cerámica, y el humorista, dibujante y académico D.Antonio Mingote Barrachina (Mingote), que plasmó en estas imágenes magistrales la historia del rincón más bello del litoral Cantábrico.

Ribadesella, Enero de 2007
José Miranda Reigada
Alcalde de Ribadesella

A lo largo del puerto de Ribadesella hay un pequeño paseo decorado por paneles de cerámica dibujados por Mingote representando la historia de Ribadesella desde la prehistoria hasta la actualidad.

En el primer panel se representa la prehistoria en Ribadesella, la caza y pesca, el precursor palista y como vivían en la Cueva de tito Bustillo cercana a la localidad.

En el siguiente panel podemos ver representado desde Roma hasta la Edad Media, donde los Riosellanos cazaron ballenas desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna, sirvió de puerto comercial de los Romanos y Alfonso X el Sabio fundó el municipio de Ribadesella.

En el Renacimiento Ribadesella creció mucho gracias a su puerto comercial donde se traía sal de Bretaña para las industrias de escabechados y salazones que luego eran enviados a Castilla y donde se producía el aceite de para las lámparas de toda Europa.

Estalla la guerra de la independencia, los cañones de la ermita de guía protegen Ribadesella desde los acantilados y el gran político y orador riosellano Agustín Argüelles consigue en Londres la ayuda inglesa a la rebelión asturiana y el ayuntamiento riosellano habilita el hospital de San Roque.

En el siglo XIX no hay recursos suficientes para los riosellanos y tienen que emigrar a distintos países de Europa y el sur de América para ganarse las habichuelas.

Llegamos a la edad Moderna cuando se construye el puente de hierro de Eugenio Ribera, los primeros bañistas se atreven a adentrarse en las aguas del cantábrico, se cargan los barcos de carbón para la primera guerra mundial, se produce el primer descenso oficial del Sella en 1931 y como no, la visita de la princesa Letizia con Felipe, siendo esta natal de Ribadesella.

votar

Quizás también te interese

  • La desembocadura del río SellaLa desembocadura del río Sella Continuamos nuestro viaje por Asturias visitando Ribadesella, la localidad está dividida por la desembocadura del rio Sella separando así el casco antiguo de la expansión moderna de la […]
  • El Mirador de Ángel Nieto 12+1 en el Puerto de la Cruz VerdeEl Mirador de Ángel Nieto 12+1 en el Puerto de la Cruz Verde Como buen motero, he disfrutado de muchas rodadas por las carreteras del Puerto de la Cruz Verde cerca del Escorial, allí había un mirador magnifico desde el cual se podía ver todo el […]
  • Visita a una corrala del barrio judío de BudapestVisita a una corrala del barrio judío de Budapest Habíamos estado por la noche visitando los bares de ruina de Erzsébetváros, el barrio judío de Budapest, la zona se ha vuelto muy turística gracias a este tipo de bares que aprovechan […]
  • Santa MisiónSanta Misión Santa Misión Cámara Nikon D40 Exposición 0,008 sec (1/125) Apertura f/8.0 Lente 34 mm ISO 200 Sin Flash
  • Las Tetas de VianaLas Tetas de Viana Míralas, ahí están, tersas sobre el paisaje alcarreño, "Muchos las ven, pero pocos las maman" eso dice el refrán popular de las famosas Tetas de Viana, dos promontorios gemelos que se […]