Anthophila

21 octubre 2009 0 Por Jesús Pérez Pacheco

La semana pasada estaba respirando aire fresco y tomando el solecito del que disfrutábamos entonces en el jardín de casa cuando un revoloteo en unas flores me llamo la atención…

…Eran unas dulces y atractivas abejitas que estaban intentando recolectar el poco polen que queda ya en las flores aprovisionándose para pasar este invierno que tiene pinta de ser bien fresco.

Como curiosidad, las abejas son antófilos, insectos que les gustan las flores, que las quieren, que las aman, en general, viven para las flores, viven de ellas y las flores viven gracias a las abejas y otros antófilos, ya que el 90%, por no decir el 100% de las flores polinizadas son gracias a estos insectos, así pues, cuidemos a las abejas, ya que si no hay flores, la flora no puede reproducirse y el planeta se acabará convirtiendo en una bola azul de CO2.

Quizás también te interese

  • Ventana de piedraVentana de piedra Ventana de piedra Cámara Nikon D40 Exposición 0,006 sec (1/160) Apertura f/8.0 Lente 18 mm ISO 400 Sin Flash En la aldea de Leboreiro en A Coruña muchas de las casas tienen […]
  • El Santuario Meiji de TokioEl Santuario Meiji de Tokio Nuestra primera visita en en Tokio fue al Santuario Meiji ubicado en Harajuku, tras dormir un rato y recuperarnos del jet lag, llegamos hasta la estación de Harajuku en la línea […]
  • Yoga en el Hotel Amansala de TulumYoga en el Hotel Amansala de Tulum Era nuestro primer día en la Riviera Maya, despertamos y parece que la diferencia horaria de 7 horas no había hecho mella en nosotros, pero que mejor manera para relajarse y entrar en […]
  • Visita al Castillo de Feria y el Centro de Interpretación del Señorío de FeriaVisita al Castillo de Feria y el Centro de Interpretación del Señorío de Feria Hace unos días estuvimos visitando las comarcas de Tierra de Barros y Zafra - Río Bodión, en resumen, la Ribera del Guadiana pacense, una tierra de Badajoz desconocida para mi que […]
  • El Paseo de las Bodegas de AyllónEl Paseo de las Bodegas de Ayllón Desde la plaza mayor de Ayllón se puede contemplar el Cerro del Corazón de Jesús, el cerro que arropa a la villa y donde se sitúa la famosa Martina, una torre albarrana de origen árabe […]