Restaurante Calle Mayor en Sigüenza

19 octubre 2011 6 Por Jesús Pérez Pacheco

Hace unas semanas pasamos un fin de semana rural en Sigüenza y aparte de disfrutar de la ciudad medieval también disfrutamos de la gastronomía de la tierra, uno de los primeros restaurantes que probamos fue el restaurante Calle Mayor, como su nombre indica, está ubicado en la calle más céntrica de la ciudad, muy cerca de la catedral, en pleno casco Histórico.

El restaurante se ubica en una casa medieval del siglo XVI, mantiene su estructura exterior con sillería de piedra vista y la estructura interior aunque la decoración es realmente moderna, ya decía mucho de cómo iban a ir presentados los platos.

Fuimos a cenar y pedimos una serie de raciones, raciones que tenían unos precios realmente asequibles, rondando los 7 – 14€ y además pedimos un plato principal para cada uno, una variedad de carnes de la tierra, cabrito asado, cordero, manitas de cerdo y algún pescado.



Así de primeras nos trajeron una ración de foie gras de pato al natural, venía acompañado de unas setas a las que le llaman dedos de muerto que le aportaban un sabor muy aromático al foie gras, seguimos con una ración de pimientitos fritos, pimientos de la huerta del dueño del local, la verdad que tenían un sabor muy distinto al que estamos acostumbrados en la gran ciudad, acto seguido vino la ración de milhojas de salmón ahumado con mantequilla de anchoas, una combinación muy curiosa y nueva para mi paladar, solo decir que estaba exquisito.


Abriendo la segunda tanda de raciones vinieron las sardinas ahumadas sobre una base de verduritas frescas también de la huerta del dueño del restaurante Calle Mayor, continuamos con unos pimientos de piquillo acompañados de una brandada de bacalao gratinada, sin duda, una de las mejores mezclas, los pimientos de piquillo y el bacalao, para terminar la tanda de raciones vinieron las croquetas de ajoarriero, rellenas de una pasta muy típica castellana elaborada a base de patatas, ajo, huevo y todo ello regado con un aceite de oliva de la tierra.

Como no soy muy amigo de la carne, mi plato principal fueron unos chipirones encebollados, sinceramente, la presentación me sorprendió bastante y más aún el sabor, ¡vaya sabor! pese a todo lo que habíamos comido me los comí todos, estaban buenísimos y muy tiernos.

Para finalizar, yo disfrute de una torrija muy peculiar, torrija tibia con helado de café y papel de piña, muy curiosa la presentación, sobre todo lo del papel de piña, no me lo podía imaginar así, la bola de helado de café estaba justo debajo de la piña y la torrija no sabía como las que estoy acostumbrado a comer, era un pedazo de miga de pan caliente que en conjunción con el helado de café formó una explosión de sabor en mi boca, muy rica, pero llena mucho.

En definitiva, no se come mal en el restaurante Calle Mayor de Sigüenza y por la ubicación y la presentación de los platos creía que iba a ser más caro, como os decía, las raciones rondan los 7 – 14€ y las carnes y pescados no pasan de 16 €, además hay un menú del día por 15€.

Podéis ver más fotos en el set de Flickr: Top Rural Trip en Sigüenza

Restaurante Calle Mayor de Sigüenza

¿Dónde está el Restaurante Calle Mayor de Sigüenza?

Quizás también te interese