Tivoli, el Parque de Atracciones de Copenhague

6 octubre 2011 7 Por jexweber

Ya casi se me ha olvidado el viaje a Copenhague de este verano, pero gracias a las fotos que hice me vienen muy buenos recuerdos de los lugares que allí visité, uno de estos lugares sorprendentes es Tivoli, el parque de atracciones más antiguo del mundo, inaugurado en 1843 en pleno centro de la capital danesa, nuestra visita fue al anochecer, después de una gran tormenta pudimos entrar en los jardines de Tivoli y disfrutar de aquel mágico lugar.



El fundador de Tivoli fue Georg Carstensen, que embaucó al Rey Cristián VIII para la construcción de este centro lúdico con la premisa de que: “cuando el pueblo se divierte, no piensa en la política” entonces se construyó este parque de atracciones convirtiéndose en el primero que había en el mundo, desde 1843 mantiene su estructura e incluso la puerta de acceso no ha cambiado desde entonces.



Desde sus inicios ha habido en Tivoli montañas rusas, trenes, salas de conciertos y espectáculos y restaurantes, muchos de estos edificios han sido remodelados con el paso del tiempo pero han mantenido su origen y función intactos, en cuanto a las atracciones, lógicamente muchas de ellas se han actualizado, pero aún se conservan algunas atracciones antiguas como la montaña rusa Rutschebanen, construida en madera donde unas vagonetas realizan el recorrido mediante raíles y pilotada por un conductor, fue toda una experiencia subirse en ella.



Tivoli de noche es espectacular, los jardines, lagos y luces forman junto con las escenificaciones orientales y occidentales una combinación perfecta de diversión y de relax, cuando lo visitamos estaba muy tranquilo, había estado toda la tarde lloviendo y mucha gente se había marchado, aún así el parque en verano permanece abierto hasta la 1 de la mañana. En Tivoli hay varios locales donde comer o cenar, comida rápida o algún restaurante más sofisticado como el Madklubben, fue el restaurante donde cenamos y del que os hablaré más adelante en otro post.




Qué suerte tuvimos que la “hora azul” nos pilló en Tivoli y pude jugar mucho con las luces de las atracciones, en definitiva, Tivoli me gustó mucho, es un parque de atracciones muy urbanita, está en pleno centro y para llegar hasta él hay muchas opciones a parte de la bicicleta, tenemos la estación central justo al lado.

Se puede visitar y pasear por el parque por 9€, luego si queremos montarnos en alguna atracción podemos sacar los tickets mediante un sistema de créditos y además hay un bono de 60€ para un día, en el cual se puede disfrutar de todas las atracciones y espectáculos.

Podéis ver más fotos en el set de Flickr: Día 2 en Copenhague

¿Dónde está Tivoli?

Quizás también te interese