El Parque de la Quinta de los Molinos y sus almendros en flor

21 marzo 2012 3 Por jexweber

El pasado fin de semana, aprovechando los primeros envites de la primavera, decidimos pasar la tarde en el parque de la Quinta de los Molinos y ver y fotografiar sus almendros en flor, todos los años a principios de marzo, los casi 1500 almendros que tiene este parque madrileño rompen en un estallido colores níveos y rosáceos, sus frágiles flores decoran gran parte del parque para el disfrute de los madrileños que van allí a huir del estrés de la gran ciudad.



El Parque de la Quinta de los Molinos se encuentra en San Blas, más o menos en el número 500 de la castiza calle Alcalá, se puede llegar hasta su misma puerta en metro, la parada de Suanzes de la línea 5 te deja en la entrada, el parque de 25 hectáreas tiene varios caminos para recorrerlo a través de la vegetación que allí habita, eucaliptos, pinos y algunos olivos se dejan ver entre casi los 1500 almendros que todos los años a principios de marzo comienzan a florecer.




Una pista asfaltada recorre el parque de la Quinta de los Molinos pora la mitad, a sus lados, enorme explanadas de almendros en flor, caminos pedregosos que llegan hasta parques infantiles y senderos arropados por los eucaliptos, sin duda, este jardín histórico es un buen lugar de resarcimiento tras salir del trabajo.



En la parte norte de la Quinta de los Molinos no hay almendros, quizás alguno solitario, allí hay un pequeño palacete que fue propiedad del conde de Torre Arias, allí vivia mientras que lo que hoy conocemos como parque, hasta 1920 fue el jardín de dicho palacio, propiedad privada que desde 1980 forma parte de los parques y jardines del ayuntamiento de Madrid, ahora es público y de acceso gratuito, además la Quinta de los Molinos permanece abierto desde las 6:30 de la mañana hasta las 22 horas ininterrumpidamente.



En los aledaños del palacete de la Quinta de los Molinos hay un lago con patos rodeado por unos cuantos pinos, unos estanques y un invernadero donde hay flores de distintos colores y tamaños y la casa del reloj, allí hay dos molinos americanos que son los que le dan nombre al parque, fueron traídos de América en 1920 para explotar unos pozos de agua que hay bajo el parque, desde entonces son usados para con la ayuda del viento extraer agua para regar los jardines.




Sin duda, el parque de la Quinta de los Molinos nos sorprendió, por la tranquilidad que allí se percibía pese a estar rodeado de edificios, carreteras y el mundanal ruido de la ciudad, además, es impresionante ver como tantos almendros florecen al mismo tiempo y lo mejor aún, en mitad de una ciudad como Madrid.

Muy recomendable pasar una tarde por allí, el acceso es gratuito, se puede llegar en metro (Suanzes, línea 5) y te lo puedes recorrer de cabo a rabo en al menos 1 hora.

Podéis ver más fotos en el set de Flickr: La Quinta de los Molinos y sus almendros en flor

Más información: Primavera en la Quinta de los Molinos

¿Dónde está el parque de la Quinta de los Molinos?

Quizás también te interese

  • 76% Los almendros en flor76% Los almendros en flor Ayer, aprovechando este tiempo tan primaveral que estamos teniendo, nos acercamos hasta el parque de La Quinta de los Molinos, allí hay unos 1500 almendros que normalmente a primeros […]
  • Donde ver almendros en flor en MadridDonde ver almendros en flor en Madrid Si os tuviese que recomendar un lugar en Madrid donde poder ver los almendros en flor en estos días tan primaverales, sin duda os recomendaría el parque de la Quinta de los Molinos, un […]
  • Monte ValdemaquedaMonte Valdemaqueda En el extremo sur occidental de la sierra de Guadarrama, se encuentra Valdemaqueda, el último de los municipios de la Comunidad de Madrid lindando con la provincia de Ávila, allí […]
  • Rutas en Bicicleta por Madrid: La Vía Verde del AlbercheRutas en Bicicleta por Madrid: La Vía Verde del Alberche El pasado fin de semana, aprovechando esta tregua de frío que nos ha dado el invierno decidimos dar un paseo con la bicicleta por una de las rutas más fáciles de la comunidad de […]