Yoga en el Hotel Amansala de Tulum

24 junio 2012 0 Por Jesús Pérez Pacheco
VALORA Y COMPARTE ESTE ARTÍCULO PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL BLOG
(Votos: 0 Promedio: 0)

Era nuestro primer día en la Riviera Maya, despertamos y parece que la diferencia horaria de 7 horas no había hecho mella en nosotros, pero que mejor manera para relajarse y entrar en contacto con las maravillas que allí íbamos a descubrir que haciendo yoga en un hotel paradisiaco en Tulum, el Hotel Amansala, casa de Bikini BootCamp, nos acogió y recibimos una clase de yoga relajador, la primera para mí, toda una experiencia con unas vistas espectaculares.



Anonadados nos quedamos con la belleza del lugar donde se encuentra el hotel Amansala, un lugar paradisiaco en las playas de Tulum, además el hotel se fusiona con el entorno, cabañas de madera y techumbre vegetal es donde se encuentran las acogedoras habitaciones, el lugar perfecto para un retiro relajador y para olvidarse del estrés de la gran ciudad, tras un rato vislumbrando aquella maravillosa playa y sentir la brisa del mar Caribe pasamos a la clase de yoga.




Señor y Señora Fotonazos haciendo yoga en el paraíso

Nunca había practicado yoga, me habían contado que era muy relajador y bueno para el cuerpo y la mente, sinceramente a mi me costó bastante relajarme, es más, me dolían un montón las articulaciones y es que mi compresión corpulenta y el poco deporte que hago hacen que sea poco flexible para esta práctica, aún así al final acabé bastante relajado y es que la parte final de la clase fue toda una experiencia relajadora, la brisa del mar entraba por las rendijas de la sala, se oían las olas, con los ojos cerrados y medio tumbado haciendo las respiraciones que la monitora nos indicaba al final acabas olvidándote de todo el estrés acumulado y te levantas como nuevo.




Tras la clase de yoga estuvimos viendo algunas habitaciones, todas ellas tienen un estilo chic rustico realmente fusionado con el entorno, como curiosidad, durante la clase de yoga yo era el único chico, nos contaron que pocos chicos van a este hotel, más bien son chicas, grupos de amigas o chicas solitarias que buscan una experiencia relajadora, además tienen un programa que se llama Bikini Bootcamp en el cual las chicas huéspedes realizan actividades de relajación y comida sana, así como paseos en la playa en silencio, yoga, gym, clases de danza del vientre, un sin fin de actividades enfocadas a la relajación, el deporte y la pérdida de peso.


Se puede decir que nuestra primera toma de contacto con las maravillas que hay en la Riviera Maya fue toda una experiencia relajadora y descubrimos un lugar con encanto apartado de los lugares más turisticos de aquella zona pero con una belleza sin igual, el hotel Amansala es un retiro espiritual y relajador realmente recomendable, más aún si eres chica y participas en el Bikini Bootcamp, Vero salió encantada de aquel lugar.

Podéis ver más fotos en el set de Flickr: Viaje a la Riviera Maya

Más información: Bikini Bootcamp

¿Dónde está el Hotel Amansala en Tulum?

Quizás también te interese