Senda por el Abedular de Canencia a la Chorrera de Mojonavalle

Senda por el Abedular de Canencia a la Chorrera de Mojonavalle

5 noviembre 2020 0 Por Jesús Pérez Pacheco

Otro de esos sitios que no te debes perder del otoño madrileño es el Abedular de Canencia, un bosque de abedules único en nuestra comunidad situado en la ladera norte del Puerto de Canencia, uno de los pasos de montaña que da acceso a la Sierra Norte de Madrid y donde se puede hacer una ruta muy fácil para ir con niños hasta la Chorrera de Mojonavalle, un salto de agua de 30 metros en un entorno espectacular.

Abedular de Canencia

Abedular de Canencia

Al Puerto de Canencia se llega por la carretera M-629 desde Miraflores de la Sierra, en pleno puerto hay un generoso aparcamiento donde comenzar la ruta tradicional por la Senda Ecológica de Canencia, nosotros optamos por bajar hasta el puente de la Pasada y remontar el arroyo del Sestil del Maíllo hasta la Chorrera de Mojonavalle, caminando través de un espeso bosque de abedules y pinos silvestres salpicado por algún que otro árbol singular de la Comunidad de Madrid como el Acebo del Puerto de Canencia o el Tejo de la Senda.

Puente de la Pasada

Abedular de Canencia

Abedular de Canencia

A 2 kilómetros bajando por la vertiente norte del Puerto de Canencia se encuentra el Puente de la Pasada, allí a la derecha hay un pequeño espacio donde dejar el coche, no muchos, unos 5 o 6, el arroyo del Sestil del Maíllo cruza la carretera por este pequeño puente de piedra, un poco más arriba hay unas lajas de granito a modo de puente para cruzar a pie el arroyo y a la izquierda aguas arriba comienza la senda hasta la Chorrera de Mojonavalle, es una pista forestal por la que pueden transitar vehículos forestales, por eso hay una vaya con prohibiciones de circulación en el comienzo de la senda.

Acebo del Puerto de Canencia

Abedular de Canencia

Abedular de Canencia

Al poco de comenzar la senda hay un cartel informativo que habla del Acebo del Puerto de Canencia, Ilex aquifolium, el árbol singular Nº 76 de la Comunidad de Madrid, un enorme acebo que crece en medio de una gran roca y cuya copa es tan alta que se mezcla con los abedules cercanos, lo que le hace parecer un árbol pese a ser un arbusto, un bonito lugar para parar, echar unas fotos y enseñarle a los más pequeños como es un acebo más allá de lo que conocen en Navidad.

Arroyo del Sestil del Maíllo

Abedular de Canencia

Abedular de Canencia

La senda a través del Abedular de Canencia continúa remontando el Arroyo del Sestil del Maíllo donde se puede disfrutar de sus múltiples saltos de agua, se cruza varias veces por pequeños puentes hasta llegar a otro paso hecho con lajas de granito donde el sendero se bifurca en dos caminos, uno que discurre paralelo al arroyo y quizás un poco más duro por su desnivel pero mucho más bonito y otro que se aleja del arroyo pero que discurre paralelo al mismo desde más arriba, este sendero es el que cogeremos de vuelta al puente de la Pasada para poder ver el Tejo de la Senda, un árbol singular de casi 400 años, los dos senderos confluyen más adelante poco antes de llegar a la Chorrera de Mojonavalle.

Abedular de Canencia

Senda de la ladera de Mojonavalle

Abedular de Canencia

Abedular de Canencia

En este punto de la ruta hacia la Chorrera de Mojonavalle el sendero se va a haciendo más vertical y se puede ver como el agua del arroyo del Sestil del Maíllo discurre por una enorme roca, es la parte baja de la chorrera, unos metros más arriba se llega hasta el Mirador de la Chorrera.

Mirador de la Chorrera de Mojonavalle

Abedular de Canencia

Abedular de Canencia

Abedular de Canencia

Al Mirador de la Chorrera de Mojonavalle se puede llegar por tres sitios distintos, por la Senda Ecológica que viene desde el Puerto de Canencia, por el ramal al árbol singular Tejo de la Senda o por la Senda de la ladera de Mojonavalle, por esta última es por la que llegamos nosotros hasta el mirador.

Abedular de Canencia

En el mirador de la Chorrera de Mojonavalle hay un cartel singular tallado en una sección de tronco de pino y unas bonitas vistas del salto de agua de 30 metros, a la izquierda se puede remontar un pequeño sendero paralelo a la chorrera para poderla ver desde más arriba, sin duda el lugar es espectacular.

Ramal al árbol singular, Tejo de la Senda

Abedular de Canencia

Abedular de Canencia

La vuelta hacia el Puente de la Pasada la hicimos por el ramal árbol singular, Tejo de la Senda, un bonito sendero más alejado del arroyo del Sestil del Maíllo, arropado por robles y pinos silvestres que cruza varios cortafuegos o pequeñas calvas de bosque desde las que hay una panorámica muy bonita de la vertiente norte del Puerto de Canencia.

Tejo de la Senda

Abedular de Canencia

Abedular de Canencia

Nuestra ruta acabó en el legendario Tejo de la Senda, un árbol singular con cerca de 400 años que ha sobrevivido a la fuerte explotación de la madera de tejo usada como combustible y como materia prima para la construcción de armas como lanzas, arcos y flechas, gracias a las cualidades de su madera, robusta como el hierro y elástica como el chicle.
Desde el Tejo de la Senda baja un pequeño sendero que acaba en la carretera M-629 y por la que tuvimos que caminar no más de 100 metros hasta llegar al Puente de la Pasada.

Abedular de Canencia

Sin duda, esta senda a través del Abedular de Canencia, remontando el arroyo del Sestil del Maíllo hasta la majestuosa Chorrera de Mojonavalle es algo que hay que hacer en otoño si o si, es una ruta sencilla, ideal para ir con niños, ida y vuelta no debe llegar a los 3 kilómetros, un paseo agradable sin prisas y para disfrutar del otoño madrileño y del aire puro, muy necesitado en estos tiempos de confinamientos.

Cómo llegar al Abedular de Canencia

Podéis ver más fotos en el set de Flickr: Abedular de Canencia

Más información: Abedular de Canencia

Quizás también te interese

  • Paseo azul, una ruta por el casco urbano de RascafríaPaseo azul, una ruta por el casco urbano de Rascafría Se puede decir que Rascafría es la puerta de entrada al Valle del Lozoya, el primer pueblo que vas a ver si vienes desde el Puerto de Cotos, una villa rodeada de lugares de gran interés […]
  • Área recreativa Arroyo de la Laguna Grande de PeñalaraÁrea recreativa Arroyo de la Laguna Grande de Peñalara Remontando el Valle de la Angostura dirección Cotos se llega hasta el área recreativa del Arroyo de la Laguna Grande de Peñalara, allí hay un pequeño descansadero y un par de mesas de […]
  • Ruta a la presa del arroyo Artiñuelo en RascafríaRuta a la presa del arroyo Artiñuelo en Rascafría En pleno valle del río Lozoya se encuentra Rascafría, un bonito pueblo serrano que sirve de partida para multitud de rutas y excursiones por esta bonita zona de la Sierra de Guadarrama […]
  • La ermita de San MamésLa ermita de San Mamés La ermita de San Mamés se encuentra a las afueras del pueblo de San Mamés en plena Sierra Norte de Madrid, es un pequeño templo religioso a 200 metros de la localidad que se encuentra […]
  • 8 Sitios chulos para ver en la Sierra del Rincón de Madrid8 Sitios chulos para ver en la Sierra del Rincón de Madrid La Sierra del Rincón es uno de los lugares más desconocidos y recónditos de la Comunidad de Madrid, está situada en un terreno escarpado y montañoso al noreste, entre los macizos de Ayllón […]
Resumen
Senda por el Abedular de Canencia a la Chorrera de Mojonavalle
Título del post:
Senda por el Abedular de Canencia a la Chorrera de Mojonavalle
Descripción:
Otro de esos sitios que no te debes perder del otoño madrileño es el Abedular de Canencia, un bosque de abedules único en nuestra comunidad situado en la ladera norte del Puerto de Canencia, uno de los pasos de montaña que da acceso a la Sierra Norte de Madrid y donde se puede hacer una ruta muy fácil para ir con niños hasta la Chorrera de Mojonavalle, un salto de agua de 30 metros en un entorno espectacular.
Autor:
Publicado en:
Fotonazos.es
Logo: